Grupo

 BelMar

Telef:963742457


Tipos de Indemnizaciones en los contratos de trabajo

Actualizado: 21/03/2023

Fecha: 27/07/2015

A la finalización del contrato, el trabajador en la mayor parte de las ocasiones, tendrá derecho a recibir una indemnización económica.

La palabra indemnización es frecuentemente relacionada con daños o perjuicios ocasionados a una persona. En el marco de las relaciones laborales, se refiere al pago en efectivo o con bienes, que una empresa entrega a un trabajador por concepto de despido injustificado u otros daños que puedan habérsele causado durante su permanencia como empleado.

En algunas legislaciones se emplea también el término como el pago del salario y otros beneficios adicionales que se le reconocen al trabajador al término de una relación laboral.

Vamos a ver qué tipo de indemnización corresponde para cada caso:

Indemnización por despido objetivo

La ley permite al empresario despedir a un trabajador en determinadas situaciones, cuando se produce, por ejemplo, ineptitud, falta de adaptación, faltas de asistencia, o por razones económicas, técnicas, organizativas, de producción o por causas de fuerza mayor.

Las causas que justifican el despido objetivo se regulan en los artículos 52 y 53 del Estatuto de los Trabajadores. La relación laboral podrá extinguirse:

  • Por ineptitud del trabajador que se produzca o se conozca después de su incorporación a la empresa. Si la ineptitud ya existía antes de la contratación y durante el periodo de prueba, el empresario no podrá despedir al trabajador por este motivo.

  • Por falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas que haya en su puesto de trabajo, cuando dichos cambios sean razonables. Cuando en la empresa hay por ejemplo un cambio en la utilización de maquinaria o procesos, el empresario tiene la obligación de ofrecer al trabajador un curso para que se puede adaptar a los cambios y permitir al menos un periodo de dos meses para que el trabajador se pueda adaptar.

  • Por razones económicas, cuando la empresa arrastre resultados negativos de forma continuada. Es decir, que en tres trimestres seguidos los ingresos ordinarios o las ventas de cada trimestre sean inferiores al nivel de ventas o ingresos obtenidos en los mismos trimestres del año anterior. La empresa puede alegar pérdidas actuales o previstas para un futuro, así como, la disminución persistente en el nivel de ingresos.

  • Por causas técnicas, cuando se produzcan cambios en los medios o instrumentos de producción.

  • Por causas organizativas, cuando se produzcan cambios, en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en el modo de organizar la producción.

  • Por causas productivas, cuando se produzcan cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado.

  • Por causas de fuerza mayor.

  • Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses.

En el despido objetivo la indemnización es menor que la que existe en el despido improcedente, pero mayor que la del despido disciplinario.

En caso de despido objetivo la indemnización será de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades. Para que el despido objetivo esté bien hecho, la indemnización debe de entregarse al trabajador en el mismo momento que se le entrega la carta de despido. Si no se hace así, el despido puede ser impugnado y declarado improcedente. Si se declara improcedente la indemnización será de 33 días de por año trabajado, con máximo de 24 mensualidades.

En los contratos por horas pueden ser muy diferentes entre sí, ya que pueden ir desde unas pocas horas al día, hasta unas pocas horas al mes o incluso al año. Además estos contratos podrán ser indefinidos o temporales, aunque suelen ser más habituales los temporales con periodos de tiempo no muy extensos. Así pues, la norma de indemnización que se aplica será la misma que para un contrato indefinido o temporal, dependiendo de cuál de éstos 2 tipos sea.

Indemnización por fin del contrato temporal

Cuando un contrato temporal llega a su fin porque termina el motivo por el que se contrató, el trabajador tiene derecho a una indemnización.

La indemnización que deberá recibir el trabajador depende de la fecha en la que se formalizó el contrato:

en los contratos firmados hasta el 31/12/2011: 8 días por año.
en los contratos firmados a partir del 1/1/2012: 9 días por año.
en los contratos firmados a partir del 1/1/2013: 10 días por año.
en los contratos firmados a partir del 1/1/2014: 11 días por año.
en los contratos firmados a partir de 1/1/2015: 12 días por año.

En los contratos por horas pueden ser muy diferentes entre sí, ya que pueden ir desde unas pocas horas al día, hasta unas pocas horas al mes o incluso al año. Además estos contratos podrán ser indefinidos o temporales, aunque suelen ser más habituales los temporales con periodos de tiempo no muy extensos. Así pues, la norma de indemnización que se aplica será la misma que para un contrato indefinido o temporal, dependiendo de cuál de éstos 2 tipos sea.

 Indemnización por fin de contrato en practicas

Para que haya una indemnización en los contratos de prácticas o en el contrato de trabajo para la formación, el despido se habrá realizado sin previo aviso anticipado de 15 días, en cuyo caso se le deberá indemnizar. Esta indemnización dependerá de los días que faltaban para llegar al mínimo de 15. Es decir, si le avisaron con 5 días de antelación, se le deberá indemnizar por esos 10 días que faltan para llegar a los 15.

Indemnización por la extinción a instancias del trabajador por cambio realizados por el empresario

Cuando la empresa realiza una Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo, o pretende cambiar al trabajador del lugar donde presta sus servicios de tal forma que se considere que es una movilidad geográfica, el trabajador puede optar por no aceptar estos cambios y decidir extinguir la relación laboral.

En estos casos, a pesar de ser el trabajador quien opta por romper la relación, lo hace obligado por los cambios que ha hecho el empresario, por lo que tiene derecho a una indemnización de 20 días por año, con un máximo de 9 mensualidades en caso de modificación sustancial, y de 12 mensualidades en caso de movilidad geográfica.

Indemnización por extinción de la relación a instancias del trabajador según el art. 50 del ET

Este artículo establece que el trabajador puede pedir al Juzgado que extinga la relación debido a los incumplimientos del empresario. Lo puede hacer en 3 situaciones:

  • cuando la empresa realiza una Modificación Sustancial de las Condiciones de Trabajo sin seguir los requisitos establecidos legalmente, y que esta modificación perjudica en la dignidad del trabajador.

  • cuando la empresa no paga al trabajador el salario o lo hace con retrasos continuados.

  • otros incumplimientos graves de la empresa (salvo que sean por fuerza mayor).

En estos casos la indemnización es la misma que para el despido improcedente , que se explicará más adelante.

En este caso la indemnización no es automática, sino que tiene que ser el Juez quien extinga la relación y reconozca la indemnización al trabajador.

Pero en el caso de que sea el trabajador el que pida la baja voluntaria, renunciando así a cualquier tipo de indemnización por el cese de la relación laboral, y sólo se le abonará los días del mes que haya trabajado, las vacaciones pendientes de disfrutas y la proporción de las pagas extras a que se tenga derecho en la fecha de la baja en la empresa

Indemnización por despido improcedente

Para ver más detalles sobre este tipo de despido, ir a este enlace Calculo indemnización por despido improcedente

Indemnización por fallecimiento del trabajador

En caso de que el trabajador muera por muerte natural, la empresa tiene que pagar una indemnización de 15 días por año a su viuda, hijos menores de 18 años o incapacitados, hermanos huérfanos menores de 18 años que estuviesen a su cargo, ascendientes sexagenarios o incapacitados para el trabajo.

Es indemnización viene reconocida en el Decreto de 2 de marzo de 1944, no suele ser muy habitual, y existen dudas sobre si el Decreto sigue vigente. Pero la Sentencia del TSJ del País Vasco de 10 de mayo de 2005, reconoce que el Decreto sigue vigente, y que existe el derecho a esta indemnización.

Indemnización por muerte, incapacidad y jubilación del empresario

En caso de que el empresario individual muera, sea declarado incapaz o se jubile, al no poder continuar con su actividad, el trabajador tendrá derecho a una indemnización correspondiente a 1 mes de salario.

Esta situación solo se puede dar cuando el empresario es un autónomo, persona física, no cuando se está contratado a través de una sociedad mercantil.

Indemnización por extinción de la personalidad jurídica de la empresa

Cuando el trabajador tiene firmado el contrato con una sociedad, y la sociedad de disuelve, el trabajador tiene derecho a una indemnización de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades.

Indemnización por despido en casos de fuerza mayor

En el caso de que la empresa tenga que hacer despidos por una causa de fuerza mayor, esta causa tendrá que ser constatada por la Autoridad Laboral. Una vez constatada la empresa podrá despedir a los trabajadores por este motivo, con una indemnización de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades.

Despidos declarados improcedentes

Si el trabajador no está de acuerdo con cómo ha finalizado la relación laboral, en algunos casos puede impugnar el despido presentando primero una papeleta de conciliación , y posteriormente yendo al Juzgado de lo Social.

En estos casos en los que se impugna, la empresa puede reconocer la improcedencia del despido, o el Juez puede declarar que el despido es improcedente . En este caso la empresa podrá que optar entre:

1) Readmitir al trabajador, pagando los salarios de tramitación ;

2) o bien, si no quiere readmitir al trabajador, tendrá que pagarle una indemnización de:

45 días por año trabajado hasta el 12/02/2012, con un máximo de 42 mensualidades.
33 días por año trabajado desde el 12/02/2012, con un máximo de 24 mensualidades.

En el caso de ser representante de los trabajadores, será el trabajador quien opte, en vez de la empresa.

Si el despido es improcedente, y se opta por la indemnización, si el trabajador ya recibió una indemnización, se tiene derecho a recibir la diferencia entre la ya recibida y la que se tiene derecho a recibir.

Casos en los que no hay derecho a una indemnización

Hay casos en los que aunque finalice la relación laboral, el trabajador no tiene derecho a ninguna indemnización.

  • Esto sucede en los casos de romper el contrato por mutuo acuerdo entre trabajador y empresario, y en los casos de dimisión del trabajador. Al ser voluntad del trabajador dejar de trabajar, el empresario no tiene que indemnizarle y además el trabajador no tiene derecho a las prestaciones por desempleo.

  • En el caso de que el contrato se haya acabado por una cláusula válidamente puesta en el contrato, no habrá indemnización, salvo que esté expresamente indicado en el propio contrato.

  • Otros casos, aunque el contrato no se acabe por voluntad del trabajador, tampoco se tiene derecho a una indemnización por que expresamente así lo indica el Estatuto de los Trabajadores, como es el caso de los contratos de interinidad y los contratos formativos (contrato para la formación y el aprendizaje y el contrato en prácticas ).

  • Cuando la relación laboral se rompe, pero no por voluntad de ninguna de las partes, sino porque el trabajador no puede seguir trabajando, tampoco hay ninguna indemnización. Esto sucede cuando se jubila, o cuando se le reconoce una incapacidad permanente.

  • Hay un caso en el que, a pesar de ser el empresario quien decide despedir al trabajador, este no tiene derecho a una indemnización: el despido disciplinario . En este caso, si bien cierto que es el empresario el que despide, lo hace por unos incumplimientos hechos por el trabajador, y por ese motivo no tiene derecho a ninguna indemnización.

Despidos sin indemnización

Los dos tipos de despidos que no llevas indemnización son:

  •  Despido disciplinario procedente.

  •  Fin de contrato temporal en prácticas, el contrato en prácticas no da derecho a recibir indemnización al momento de alcanzar la duración pactada o máxima. El plazo de preaviso indicando la próxima finalización del contrato debe hacerse con una antelación de 15 días en los contratos de más de un año de duración. En caso de que no se haga el preaviso con la antelación indicada se tendrá que indemnizar con tantos días de salario como días se haya incumplido con el preaviso. Existe la obligación de preavisar tanto por la empresa como por el trabajador. De forma que si el trabajador desea poner fin al contrato de trabajo en las fechas pactadas o en la máxima legal (y evitar así que se prorrogue o se convierta en indefinido, o en cualquier otra fecha si desea extinguir el contrato con anterioridad, tendrá que notificar también con 15 días de antelación.

Como afecta al derecho de cobrar prestación por desempleo cada una de estas situaciones

Poder pedir las ayudas por desempleo y tener derecho a una indemnización por despido no siempre está ligado. Para poder pedir una prestación por desempleo hay que estar en lo que se denomina “situación legal de desempleo”.

En casi todos los casos en los que se tiene derecho a una indemnización, se está en condiciones de solicitar la prestación de paro, si se cumplen los requisitos. No se podrá pedir en caso de muerte del trabajador.

En los casos en los que no se tiene derecho a indemnización, solo se podrá pedir el desempleo si la relación laboral no se ha roto por voluntad del trabajador, y siempre que el trabajador siga capacitado para trabajar. En los casos de incapacidad permanente y jubilación, no es por voluntad del trabajador, pero no se puede seguir trabajado, por lo que no se puede pedir las prestaciones por desempleo, si no que se recibe la correspondiente pensión.

Repercusiones de la indemnización en la Declaración de la renta

Para ello, se puedes ir a este enlace Tributación de la Indemnización por despido improcedente en el IRPF, si no existe acto de conciliación o sentencia judicial.

Simulador calculo indemnización despido (Fte. Poder Judicial)

Ir a este enlace del Poder Judicial.

Enlaces relacionados

Calculo indemnización por despido improcedente

Que hacer en caso de despido, tipos de despidos e indemnizaciones

Cómo se calcula la Prestación por Desempleo (paro)

Qué pasa cuando se interrumpe el paro por volver a trabajar

Finiquito en qué consiste, cómo calcularlo

El certificado de empresa. Imprescindible para solicitar la prestación por desempleo (paro)

Capitalización (cobro) prestación por desempleo (paro) para autoempleo